Las mujeres toman la batuta en el fútbol de México

Deportes,Tendencia / Las mujeres toman la batuta en el fútbol de México


AUTOR. ABC STAFF


La Liga, que empezó a finales de julio pasado, ha revalorizado al fútbol femenino mexicano que aún enfrenta la brecha salarial

Los frutos del fútbol femenino han brotado del césped en México. La Federación de México echó en marcha un proyecto ambicioso: la primera Liga profesional para mujeres. Fuentes cercanas a la institución señalaban que se trataba solo de un proyecto piloto, con el miedo al fracaso. Y la bomba estalló. La división de mujeres fascinó en su primer torneo.

Los federativos organizaron un primer torneo femenino de copa en abril del año pasado. Para esas fechas solo eran 12 equipos de los 18 de la rama masculina. Con la instauración de la Liga MX aumentaron a 16 con la ausencia de dos equipos: Puebla y Lobos BUAP.

Para los partidos de temporada regular algunos clubes abrieron sus estadios para las futbolistas. Los precursores fueron Monarcas Morelia y el Pachuca. Ahora ya en el segundo torneo corto, prácticamente todos los clubes han cedido sus canchas a las jugadoras en algunos partidos, excepto las Pumas. Ellas no han jugado en el estadio Olímpico Universitario. En la Liga Iberdrola de España, por ejemplo, solo 12 estadios han permitido que las mujeres jueguen fútbol profesional.

En Argentina también hay fútbol femenino profesional con una competencia para 14 equipos que juegan en complejos deportivos, pero aún resulta temerario pensar en ver un Boca Juniors contra River Plate en La Bombonera o en el Monumental.

“Las mujeres merecemos fútbol, igualdad de apoyo en un país de mucho machismo donde se considera que el fútbol es solo para hombres. El deporte ayuda mucho a la formación de liderazgos”, considera Paola Wera Kuri, creadora del proyecto #FutSinGénero, el cual promueve la práctica del deporte.

La afición responde

La asistencia en el primer torneo, incluido la fase de eliminación, fue sorprendente. Acudieron más de tres millones de aficionados a ver a las futbolistas. A mitad del actual torneo, se registra una entrada de 137.175, según datos de la propia Liga. El partido con mejor entrada fue el clásico regio entre las jugadoras de Tigres y las de Monterrey (13.506 aficionados). En el fútbol femenino español el récord de asistencia es de 17.000 espectadores cuando se enfrentaron el Valencia y el Levante. Mientras que en México la final entre las jugadoras de Chivas y Pachuca, realizada en noviembre pasado, registró 39.482 aficionados.

“Le decía a mi mamá que mi sueño era viajar por todo el país jugando fútbol. Ese fue mi sueño. Por tanto trabajo y esfuerzo se me ha cumplido. Lo vivo cada día y aún me falta”, comenta Lizbeth Ángeles, atacante de Pachuca y recién convocada a la selección femenina de México.

La Liga femenina de México pasó de juegos por Internet y Facebook a espacios más estables, al menos, en televisión de paga. La cadena de televisión abierta, Televisa, ha destinado espacios en su canal restringido, TDN, para ciertos partidos del Club América. Ha sido el grupo Fox Sports el que adquirió los derechos de transmisión de seis equipos: Chivas, Pachuca, Monterrey, León, Xolos y Santos.

La brecha de salarios: la incertidumbre en la cancha

En México no se habla de sueldos, sino de “apoyos económicos”. Hace unos meses, se filtraron uno de los contratos de las jugadoras. Alicia Cervantes, jugadora de Atlas, mencionó al portal Medio Tiempo que tuvo que renunciar al equipo porque su sueldo de 1.500 pesos (unos 79 dólares) no le alcanzaban para sus gastos personales. “Nuestra Liga no es profesional, para ser profesional, según los estatutos de la FIFA, tienes que ganar más de lo que tú gastas”, comentó  Álvaro Ortiz, presidente de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFpro).

“El tema de los sueldos es un problema mundial. Estuve en una asamblea de FIFPro el año pasado y justamente se quejaban en Estados Unidos, que es la Liga más poderosa y no tiene un sindicato”, refirió Ortiz. Las jugadoras fueron incluidas en el gremio de futbolistas masculinos para buscar mejores condiciones laborales. “La razón la desconozco. Por supuesto que esto no es justo porque las chicas se desempeñan en lo mismo que los hombres, entrenan las mismas horas y juegan el mismo número de partidos”, opina Paola Kuri.

El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, argumentó que, tras el primer torneo femenino, los clubes de la categoría trabajan en números rojos. Y ese, aseguran, es uno de los problemas para equilibrar los salarios.

La selección mexicana da el estirón

Día internacional de la mujerEl equipo mexicano que conquistó el Premundial sub 20. FEDERACIÓN MEXICANA DE FÚTBOL

El combinado femenino de México poco ha brillado en los campeonatos del mundo. Ha participado en tres ediciones absolutas. En 1999 terminaron últimas con una diferencia de menos 14 goles. En 2011 terminaron en el tercer sitio en la fase de grupos con dos partidos empatados y una derrota. En el pasado Mundial, las mexicanas terminaron al fondo del sector F compartido con Francia, Inglaterra y Colombia. Eran grises participaciones al carecer de una Liga y de que sus futbolistas probaran suerte en circuitos semiprofesionales o en universidades en el extranjero.

Las nuevas generaciones han empezado a tocar la puerta en los Mundiales sub-20. Han participado en todas las ediciones; sin embargo, habían jugado a la sombra de lo que hicieran las chicas de Estados Unidos y de Canadá.

A finales de enero, el Tri femenino de menores de 20 años ganó por primera vez un Premundial en la Concacaf. Lo hicieron tras someter a EE UU en los penaltis. Su triunfo fue un grito sónico para clasificarse al Mundial de Francia a disputarse en agosto próximo. La victoria silenciosa fue el aporte de la Liga mexicana con 13 futbolistas de sus clubes. En la última convocatoria que llevó a las mexicanas a jugar un torneo en Turquía estuvieron presentes seis del torneo local.

“Esta Liga ha dado el plus para que los entrenadores de selección nos estén observando y se dé la oportunidad de probarnos en selección. Para mí fue un llamado inesperado”, cuenta Ángeles. “Se me hace extraordinario que sea una competencia 100 % para mexicanas porque así mejoramos nuestro nivel”, menciona Kuri en referencia a una de las reglas que niega la participación de jugadoras del extranjero.

El fútbol femenino en México ha eclosionado.

 

[email protected]
f/
t/ @