La Suprema Corte mexicana garantiza seguridad social a las empleadas domésticas

El máximo organismo de Justicia determina un plazo de hasta tres años para registrar a todas las trabajadoras del hogar

By Georgina Zerega |

Un fallo histórico para más de dos millones de trabajadoras domésticas en México. La Suprema Corte de ese país ha aprobado este miércoles un proyecto para garantizar el ingreso de todas las empleadas del hogar en el sistema de seguridad social en un plazo menor a tres años. El máximo organismo de Justicia ha calificado como “inconstitucional” el no registro de las asalariadas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y ha determinado que será obligatorio para todos los patrones, una vez estén dispuestas las condiciones, afiliar a sus empleadas.

Una empleada doméstica en una manifestación en abril de 2015. CUARTOSCURO

“El trabajo doméstico ha sido tradicionalmente objeto de condiciones inadecuadas, extensas jornadas y bajos salarios. Tal tratamiento impide la oportunidad de un acceso real a prestaciones sociales que les permitan encontrarse protegidos contra circunstancias e imprevistos que afecten sus medios de subsistencia e ingresos”, señala el comunicado publicado por la Corte sobre esta sentencia que alcanza a unas 2,4 millones de personas. El organismo asegura, además, que esta falta de acceso al servicio público de salud afecta de manera desproporcionada a las mujeres, ya que solo uno de cada diez trabajadores del hogar son hombres, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México.

El fallo supone un desafío para la salud pública mexicana, que deberá establecer el mecanismo para la afiliación de las empleadas domésticas sin convertirlo en un laberinto burocrático. Según reza el propio comunicado de la Corte, el sistema “deberá resultar de fácil implementación”. La sentencia determina que el IMSS tendrá que establecer un programa piloto de afiliación durante el primer semestre de 2019 que diseñe la estrategia a través de la cual se llevará a cabo el registro. Una vez puesto en marcha, el ente tendrá hasta 18 meses para llevarlo al Congreso para que este pueda formalizar el nuevo sistema. El organismo de Justicia sugiere, además, que se evalúe la posibilidad de excusar a los patrones de tener que inscribirse en el sistema tributario mexicano, con el objetivo de facilitar el trámite. Hasta ahora, aquellos que querían inscribir a sus empleadas lo hacían a través de sus empresas, en un régimen de persona moral.

El director general del IMSS, Germán Martínez Cázares, se ha expresado a través de la cuenta oficial de Twitter del organismo sobre la resolución de la Justicia y ha prometido que la acatarán en los plazos establecidos por la Suprema Corte. Además ha asegurado que lo harán de la mano de los organismos vinculados al tema. “He ordenado que se entable un diálogo con las organizaciones civiles para que se haga un trabajo integral, puntual y claro”, ha dicho.

Marcelina Bautista, directora del Centro de Apoyo y Capacitación de Empleadas del Hogar (CACEH), califica la decisión de la Corte como histórica. “Para nosotras es un gran avance en esta lucha que empezamos hace 18 años. Hasta ahora, a las trabajadoras del hogar solo se les daba seguridad social voluntariamente, es decir, el patrón que quería afiliaba a su empleada”, apunta a este periódico. Sin embargo, Bautista señala esta medida como un primer paso en un largo camino. “Esto sienta un precedente y queremos participar en el programa piloto porque tenemos mucho que aportar”.

La relación laboral entre patrón y empleado doméstico no está regularizada en México. Los trabajadores no cuentan con un contrato y su situación depende de la palabra de quienes los emplean. “Los empleadores nos ven muchas veces como parte de sus familias. Y ese es el principio de la explotación”, dice Bautista. La falta de un convenio escrito las lleva muchas veces, según explica, a no gozar de los derechos de cualquier trabajador: horarios fijos, aguinaldos, vacaciones.

Sin embargo, la líder de CACEH destaca algunos casos en que sus empleadores han tenido intención de afiliarlas al seguro social, pero no han podido. “Tampoco están dadas las condiciones para los patrones. No ha habido una estrategia para facilitar el registro”, apunta. Como un paso más en el camino para formalizar su situación, las organizaciones que sindican a los trabajadores del servicio doméstico han llevado este martes a la Cámara de Diputados un proyecto para regularizar su situación. La propuesta, que se espera sea tratada en las próximas semanas, establece el cumplimiento de los derechos de las empleadas del hogar establecidos en un convenio de la Organización Internacional del Trabajo firmado por México e introduce, incluso, un modelo de contrato a implementar.

Para acompañar el camino judicial y legislativo, las organizaciones han dispuesto una serie de proyecciones de la película Roma, de Alfonso Cuarón, para concienciar a la sociedad sobre el trato que se les da a las empleadas domésticas. Una de ellas la realizaron este miércoles ante los diputados. “Nos sirve para que la gente empiece a entender nuestra situación y sensibilizarse”, señala Bautista.

Author: ELPAIS.COM

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.