La aerolínea mexicana Volaris duplicará su flota con la compra de 80 Airbus hasta 2026

Nacionales e Internacionales / La aerolínea mexicana Volaris duplicará su flota con la compra de 80 Airbus hasta 2026


AUTOR. ABC STAFF


La operación forma parte de un acuerdo de adquisición de 430 aviones de la familia A-320 por parte del fondo Indigo Partners, accionista de la compañía de bajo coste

La aerolínea mexicana de bajo coste Volaris ha anunciado este martes la compra de 80 aviones Airbus 320, de corto y medio radio, en una operación valorada en 9.300 millones de dólares (7.600 millones de euros). El movimiento se enmarca dentro de un acuerdo entre el fondo de inversión Indigo Partners, accionista de Volaris y de su par chilena JetSmart, y Airbus para adquirir 430 aeronaves del mismo modelo en la mayor operación de venta de la historia del fabricante europeo. Con los nuevos aviones, que serán entregados en los nueve próximos años, la aerolínea mexicana duplicará su flota actual.

Volaris es la aerolínea no estadounidense con mayor volumen de operaciones aéreas en la primera potencia mundial y, como parte de su expansión, pretende sumar en los próximos años 110 destinos a los 174 actuales. En los últimos años, el tráfico de Volaris ha crecido a una media del 20% anual, según las cifras de la propia compañía, si bien la evolución de sus beneficios en el último año no ha ido en consonancia.

La compra constituye la segunda mayor operación de adquisición de aviones de una compañía mexicana en la historia de la aviación del país norteamericano. “En 2005, cuando diseñamos el modelo de negocio de nuestra empresa, solo 42 millones de pasajeros utilizaban el avión en México; la aviación era muy pequeña”, ha remarcado Enrique Beltranena, consejero delegado de Volaris en un acto celebrado en la residencia oficial de Los Pinos, en el que ha estado acompañado por la plana mayor del Gobierno mexicano. Doce años después esa cifra se ha duplicado, en buena medida gracias al aterrizaje en el mercado de tres aerolíneas de nuevo cuño: la propia Volaris, Viva Aerobus e Interjet. Como consecuencia directa de la mayor competencia, los precios bajaron, aunque no tanto como en otros mercados, como el estadounidense y el europeo, y se sentaron las bases para que se multiplicase el número de conexiones aéreas. En 2015, México y EE UU firmaron el acuerdo definitivo para permitir a las aerolíneas de ambos países operar sin ningún tipo de restricciones.

“Celebro esta importante inversión”, ha subrayado el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto. “El enojo de algunos no puede nublar el avance de este país. Debemos mantenernos en un rumbo de crecimiento hacia adelante”. Por su parte, el secretario de Comunicación y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, ha valorado la noticia como “muy buena” para México. “Se crearán 4.000 empleos directos al finalizar el periodo de entrega [de los nuevos aviones]. Hemos pasado de un momento crítico en el sexenio anterior en el que desaparecieron varias aerolíneas a que el sector genere 50.000 empleos directos y 150.000 empleos indirectos”.

Según los datos de las autoridades mexicanas, en los cinco últimos años el tráfico de pasajeros ha crecido un promedio anual del 10%, frente al 6% mundial, y se han abierto más de 60 rutas nacionales e internacionales. “La industria aeronáutica se está convirtiendo en una turbina que impulsa el crecimiento económico en México”, ha añadido Ruiz Esparza. México está en plena fase de construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. A su inauguración, prevista para 2020, se convertirá en el mayor aeródromo de Latinoamérica.

El anuncio de compra de los 80 nuevos aviones llega apenas 24 horas después de que Volaris anunciase un acuerdo de código compartido con su par estadounidense Frontier Airlines, que tiene su principal base en Denver (Colorado) y en cuyo capital también está presente el fondo Indigo. Este martes, los inversores han aplaudido este martes el acuerdo de compra con Airbus y el de código compartido con Frontier con una fuerte subida del 6% en las acciones de la aerolínea mexicana.

Con la compra de estos aviones, más modernos y eficientes que los que actualmente tiene en su flota, Volaris continúa con sus planes de crecimiento centrados muy especialmente en rutas que conectan México con EE UU y Centroamérica. Sin embargo, en 2017 ha sufrido un severo retroceso en Bolsa: sus acciones valen hoy casi un 50% menos que el 1 de enero del año pasado. En los nueve primeros meses del año pasado, Volaris perdió 99 millones de pesos (cinco millones de dólares), frente a las ganancias de 2.267 millones de pesos logradas en el mismo periodo del año anterior.

Las dos mayores aerolíneas mexicanas de bajo coste, la propia Volaris y Viva Aerobus, tienen en Airbus al proveedor único de su flota. Interjet, en cambio, ha apostado por un modelo híbrido entre el fabricante europeo y el ruso Sukhoi.

A falta de confirmación oficial, México batió en 2017 un nuevo récord histórico de llegada de turistas: 39 millones, cuatro más que en el mismo periodo del año anterior, según los datos a los que ha tenido acceso EL PAÍS. Dado que la mayoría de visitantes proceden de EE UU, esta cifra ha impulsado el tráfico de las aerolíneas estadounidenses y mexicanas, entre ellas Volaris. Por el contrario, la aversión de muchos mexicanos a visitar EE UU con Donald Trump en la Casa Blanca ha jugado en contra de sus intereses.

abcesnoticia@gmail.com
f/
t/ @