AUTOR.

Jaime Xochitototl Cote


OPINIÓN | Se le acabó la suerte a Escobar

Ágora,Destacada,En Portada,Opinión / OPINIÓN | Se le acabó la suerte a Escobar

JAIME XOCHITOTOTL COTE| OPINIÓN| ÁGORA|


El proceso judicial que emprendió la Procuraduría General de Justicia del Estado en contra del ex edil capitalino dilapidó la carrera política de Adolfo Escobar Jardínez, al menos para este proceso electoral de 2018 que se avecina.

Las innumerables y millonarias anomalías económico-administrativas detectadas durante la administración 2014-2016 correspondiente al primer y último presidente municipal panista –hasta la fecha-, razón por la que la justicia local lo persigue, ponen al borde del precipicio al político panista.

Él consiguió trascender y hasta repetir en diversos puestos de elección popular dentro del PAN, cobijado y arropado por su entonces correligionario blanquiazul Héctor Ortiz Ortiz, debido a que fue su principal impulsor en la mayoría de los cargos que llegó a ocupar.

Con 47 años de edad hasta el momento –nació el 26 de octubre de 1970-, Escobar Jardínez, es Licenciado en Informática, grado académico que alcanzó en los años 1988 y 1992, cuenta con  maestría en “Análisis Regional”, estudios que alcanzó en 1998-2000.

Su carrera política la inició en las filas del PAN. En los años de 199-2001 logró ser Regidor del Ayuntamiento del Estado de Tlaxcala.

Después fue diputado local propietario panista e integrante de la LVII Legislatura estatal, ya con Héctor Ortiz como gobernador de Tlaxcala, el ex alcalde capitalino azul se desempeñó como diputado federal por el Distrito 02 para integrar la LX Legislatura del país.

Antes de culminar su encargo como legislador del Congreso de la Unión, consiguió que el PAN lo postulara como candidato a la presidencia municipal de Tlaxcala, cargo de elección popular que en las elecciones de 2007 perdió en las urnas.

Sin embargo, el entonces mandatario panista, Ortiz Ortiz, lo recompensó al designarlo como Secretario de Gobierno de la administración estatal del PAN.

Fue en la recta final del sexenio orticista cuando nuevamente el panismo en el poder postuló a Escobar Jardínez como candidato a diputado local, puesto de elección popular que ganó en las votaciones locales del año 2010.

Razón por la que del 14 de enero de 2011 al 2013 nuevamente desempeñó el puesto de legislador pero ahora como integrante de la LX Legislatura estatal, ya en el primer periodo gubernamental del ex mandatario priísta Mariano González Zarur.

Cargos de elección popular que logró conseguir con el principal respaldo político del ex gobernador del PAN y actualmente diputado local del PAC, Héctor Ortiz.

Ya en el proceso electoral de 2013, decidió competir por segunda vez como candidato del blanquiazul por el municipio de Tlaxcala, elección en la que logró reunir la mayoría de votos en las urnas para alzarse con el triunfo y poder convertirse en el primer alcalde distinto al PRI que ha llegado a la presidencia municipal capitalina.

El 14 de enero de 2014, Adolfo emprendió su gobierno municipal que culminó el pasado 31 de diciembre de 2016.

Trienio municipal que ha sido marcado por el desorden financiero, pagos irregulares a funcionarios y presidentes de comunidad, compras en exceso y hasta la adquisición de un predio de forma irregular al pasar por alto las observaciones de juzgados, ya que anteponiéndose ante las reflexiones que le hicieron llegar, en su calidad de alcalde decidió comprar un terreno y construir el Polideportivo de Tlaxcala que costó alrededor de 35 millones de pesos, según se explica en el dictamen del Órgano de Fiscalización que emitió por la fiscalización del último trimestre de su mandato.

El documento que fue respaldado por mayoría de votos de los diputados integrantes de la LXII Legislatura estatal, detalla parte de las irregularidades en las que incurrió Adolfo Escobar como presidente municipal.

Debido a que autorizó pagos improcedentes o en exceso por un monto de 547 mil 376.36 pesos.

No presentó documentación comprobatoria para justificar 75 mil pesos. Se le detectaron –tan solo en el último trimestre de 2016-, deudores diversos y préstamos personales por la cantidad de 766 mil 96.13 pesos.

Dejó pendientes al termino de su gobierno, deudas a contratistas por 4 millones 11 mil 136.87 pesos, además, incurrió en la omisión de entrega y reporte de impuestos, cuotas y derechos por un millón 303 mil 735.43 pesos.

También, el OFS le detectó falta al pago a proveedores por seis mil 368.40 pesos.

A Escobar Jardínez también se le cuantificó por parte la Auditoría local, un desvío de recursos económicos correspondientes al Tercer Ajustes Trimestral de 2016 por la cantidad de 920 mil 355 pesos.

Enlistó pagos en exceso no ejecutados de 917 mil 816.36 pesos, aunado a diversos vicios ocultos detectados en obras por la cantidad económica de 379 mil 927.81 pesos. En esta la lista se le agregaron precios pagados superiores a los del mercado por 2 millones 864 mil 312.86 pesos.

Es decir, en los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2016 al ex alcalde panista Adolfo Escobar se le cuantificó por parte del OFS y los diputados de la LXII Legislatura la cantidad de 11 millones 780 mil 41.49 pesos que no logró justificar.

Más los recursos financieros millonarios que el ex edil cobró a los usuarios de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Tlaxcala (Capam) por pago adelantado del año 2017 y que no reportó a la administración municipal entrante y que actualmente está en funciones.

Irregularidades a las que también se suma la larga lista de amigos, familiares y personajes cercanos a él que dejó como sindicalizados a la actual administración municipal que encabeza Anabell Ávalos Zempoalteca.

Durante la mayor parte de su trayectoria política, Adolfo Escobar siempre tuvo la suerte de ser impulsado por el grupo del orticismo hasta que dejaron el poder en la administración estatal en el año 2011.

Pero con el proceso judicial que ha emprendido recientemente la PGJE por el mal ejercicio del cargo público, y debido a que es provisional el amparo que el Juzgado de Distrito le otorgó, parece que a Adolfo Escobar Jardínez  “se le acabó la suerte”.

Quien fue su Tesorera, Norma Sánchez Tepetla, ha sido detenida y recluida en el Cereso, incluso ayer en la Primer Audiencia Constitucional se le explicó a detalle los delitos por los que se le acusan a causa de las irregularidades identificadas en los años 2014 y 2016.

jammes_3000@hotmail.com
f/
t/ @